jueves, 7 de enero de 2010

'Siempre tengo miedo en escena' BY EL MUNDO

El periódico El Mundo publicó el 5 de enero en su web una entrevista con Mónica Naranjo, con motivo de su próximo concierto en Madrid, donde ha coldago el cartel de 'No hay entradas'. Disfrútala.


Fuente: El Mundo
'Siempre tengo miedo en escena'
Una orquesta sinfónica arropa los grandes éxitos de la diva Mónica Naranjo en su 'Adagio Tour'
MÓNICA NARANJO Dónde: Palacio de Congresos (Pº Castellana, 99) Cuándo: Viernes 8, a las 21.30 h. Cuánto: 38 a 48 euros

MARÍA JESÚS HERNÁNDEZ
Lleva 15 años con un personaje a sus espaldas. No tiene nada que ver con él, pero le ha regalado algunos de los "momentos más maravillosos" de su vida. Respaldada por una orquesta sinfónica, Mónica Naranjo (Figueras, Gerona; 1974) repasa los mejores éxitos de su carrera en 'Adagio Tour'.
Pregunta.- ¿Quién es Mónica Naranjo?
Respuesta.- Todavía lo estoy averiguando.
P.- ¿Y Mónica?
R.- Simplemente, una mujer. Es lo único que tiene en común con el personaje, afortunadamente, si no estaría perdida. Ser Mónica Naranjo sería el principio de mi fin.
P.- ¿Despierta los mismos odios y pasiones en todas las facetas de su vida?
R.- No creo que me amen o me odien, en todo caso puedo gustar más o menos. Cuando creas un personaje y una música adaptada a él, te expones a ello.
P.- Defina 'Adagio Tour' en tres palabras.
R.- En una: intenso.
P.- ¿Es el fin de una etapa?
R.- Nunca hay fin de etapa para un artista, sólo hay punto y aparte. Adagio es el lugar que he buscado durante mucho tiempo, el espacio perfecto para mí. Contar con una orquesta es todo un lujo.
P.- ¿Por qué grabarlo en México?
R.- 'Tarántula' lo grabé en España y ahora le tocaba el turno a mi segunda casa. Hay una pequeña dualidad en mí, pero no sólo profesional, también en la personal.
P.- ¿Qué espera de este trabajo?
R.- Nada, esperar algo es un error, se pierde la magia. Yo he hecho discos para mí, sólo para mí, y tuve la suerte de conectar.
P.- La provocación ha sido una de sus grandes armas, ¿lo seguirá siendo?
R.- Yo he sido una rebelde y voy a seguir siéndolo. Soy así, qué le voy a hacer.
P.- ¿Alguna vez le asalta el miedo?
R.- Sí, siempre tengo miedo cuando subo al escenario. Ahora, cuando me pongo ahí, tan cerca del público en el teatro... tiemblo.
P.- ¿Se pone nostálgica cuando mira atrás?
R.- Nunca pienso ello, sé de dónde vengo, nunca lo olvido, pero no suelo vivir en el pasado, ni siquiera en el futuro. Vivo el presente y disfruto al máximo cada momento.
P.- ¿Qué queda de la chica que se fue a México?
R.- Muy poco ya, muy poco.
P.- ¿Qué es lo que más le duele haber dejado en el camino?
R.- La inocencia de una cría de 20 años. Es algo que nunca deberíamos perder.
P.- Todavía hay quien no lo entiende: ¿por qué dejarlo todo en la cumbre?
R.- Da igual, lo entiendo yo.
P.- ¿Se arrepiente?
R.- No, mil veces lo volvería a hacer, fue la mejor decisión que podía tomar. He vivido una de las etapas más felices de mi vida.
P.- Si pudiera cambiar algo...
R.- Nada, y mucho menos lo malo. Ésas son las cosas que me han dado sabiduría para afrontar el presente.
P.- ¿Cuál considera su mayor triunfo?
R.- Para una madre, su mayor triunfo siempre es su hijo. Su padre y yo hemos hecho las cosas muy bien.

0 comentarios: