martes, 6 de julio de 2010

'SI TUVIERA QUE RENUNCIAR A ALGO SERÍA A MI CARRERA, EN MI VIDA LA FAMILIA ES LO PRIMERO' BY EL PUEBLO DE CEUTA

Entrevista concedida a El Pueblo de Ceuta con motivo del concierto MN Adagio Tour de este sábado. Disfrútala. Cortesía de El Pueblo de Ceuta.


«Si tuviera que renunciar a algo sería a mi carrera, en mi vida la familia es lo primero»


La cantante internacional Mónica Naranjo se sube este Sábado, acompañada por la ‘Orquesta Filarmónica de México’, al escenario del Complejo Cultural de las Murallas Reales a las 22:30 horas

by Irina Jiménez

El escenario del Complejo Monumental de las Murallas Reales acoge este sábado, a las 22:30 horas, el concierto de la popular artista Mónica Naranjo que llegará acompañada por la ‘Orquesta Filarmónica Ciudad de México’ para presentar su
gira ‘Adagio Tour’. La cantante reconoce encontrarse en uno de los mejores momentos de su vida laboral y familiar, afirmando que “si tuviera que renunciar a algo en la actualidad sería sin duda el trabajo, teniendo en cuenta que su hijo y su marido son lo más importante en su vida”. Con este espectáculo, Naranjo hará un repaso por su extensa carrera musical y amenizará la velada deleitando al público ceutí con temas como ‘Sobreviviré’, ‘Usted’ o ‘Europa’.

Pregunta.- Sobre el escenario Mónica Naranjo es fuerza y pasión, pero ¿Cómo es su carácter fuera de las tablas?


Respuesta.- Siempre insisto en que soy la mujer más normal del mundo, artista, ama de casa y madre. Siempre que me preguntan si tengo hijos respondo que tengo familia numerosa porque me encantan los animales y tengo muchos. No me gusta definirme, pero lo que sí sé es que soy una mujer normal y corriente. La gente se sorprendería. El personaje nunca se lleva a casa, se queda en el momento en el que te quitas la producción de encima, que es como yo llamo al maquillaje y el vestuario.

P.- ¿Cree que la personalidad de un artista se forja por las experiencias personales?

R.- Las experiencias personales forjan muchísimo, sobre todo el lado emotivo del ser humano, y eso se plasma en el trabajo. Cuanto más sabes más puedes transmitir y compartir.
Siempre he dicho que mis trabajos, sobre todo los últimos, no son fáciles de entender a la primera escucha, pero sí a la tercera, porque están hechos para que la gente medite y recapacite sobre lo que le rodea.

P.- ¿Ha tenido que renunciar a algo por su carrera profesional?

R.- En el momento en el que te hacen escoger te hacen renunciar a algo, y si a día de hoy tuviera que renunciar a algo sería, sin duda, a mi trabajo. Tengo un hijo y un marido maravilloso, cualquier cosa del mundo está por debajo de eso. Lo más importantes para mi son mi hijo, mi marido y mis perros.

P.- Publicó su primer trabajo en 1994 en España y acabó siendo más conocida en México, algo que quizá para otros artistas sea lo más complicado. ¿Cómo logró dar el salto?

R.- El destino es caprichoso, nunca se planeó. Salí de casa acostumbrada a vivir en un pueblo para irme a vivir a una ciudad de 20 millones de habitantes. No me dio tiempo a pensar ni a asimilar el cambio, ni siquiera a poder disfrutarlo, porque todo sucedió muy rápido. Fui muy
valiente, muy inconsciente y me lancé a la piscina.

P.- ¿A raíz de su popularidad en Latinoamérica se le abrieron las puertas en España?

R.- Sí, después de años trabajando en México volví, con 21 años. No quería regresar porque no tenía demasiados buenos recuerdos de aquella etapa laboral en España. Es muy frustrante que una artista con 18 años, con toda la ilusión del mundo, tenga un plan de marketing cerrado desde las nueve de la mañana hasta por la tarde y que no se presente nadie. Esa fue una de las cosas con las que yo no quería volver a encontrarme después de todo el éxito conseguido en
Latinoamérica. No quería sentirme despechada, y mucho menos con mi país. Pensaba que nunca tendría la posibilidad de llegar al gran público.

P.- ¿Qué le hizo volver?

R.- Por aquella época, cuando me negué a regresar, hubo un señor de una compañía discográfica que se reunió conmigo, pegó un golpe en la mesa y dijo que, “por sus cojones”, Mónica Naranjo iba a vender discos en España. Luego llegué y funcionó.

P.- ¿Qué trabajo le ha dado más satisfacciones?

R.- Todos tienen un momento importante y decisivo, pero, posiblemente, la metamorfosis fue ‘Minage’. No quería seguir haciendo lo mismo, mi intuición me decía que tenía que cambiar y esforzarme. Luego, ‘Tarántula’ fue el más evolutivo.

P.- ¿Cómo afrontó tanto éxito? ¿Qué le hizo parar de golpe?

R.- Fue un cúmulo de muchísimas cosas. En 1997, con ‘Palabra de Mujer’ fue el apoteosis, de la misma manera que con ‘Minage’, fue todo una locura. Acababa una gira, hacía un disco, lo
presentaba y otra vez me marchaba de gira, y así durante años. Eso fue lo que me hizo salir corriendo, el pensar que jamás tendría una casa, ni muebles, ni familia, ni nadie que me esperase en casa al llegar. Saber cuando parar es una cuestión vital.

P.- ¿De dónde surgió la idea de acompañar ‘Adagio Tour’ con la ‘Orquesta Filarmónica de México’?

R.- Esta orquesta es una de las mejores del mundo, la grabación con ellos fue un trabajo maravilloso. La ‘Orquesta Filarmónica de México’ aporta un 50% al espectáculo de
‘Adagio Tour’. Es una emoción temible, porque a veces pienso que voy a ponerme a llorar con todo ese vendaval de energía que hay detrás.

P.- ¿Qué hay detrás de ‘Europa’?

R.- Habla de un personaje muy martirizado, posiblemente muy representativo a como yo estaba hace muchos años. La persona que hizo esa letra me conoce muy bien y hemos compartido
muchas cosas juntos. Cuando alguien me dice que ha tocado fondo le doy la enhorabuena, porque a partir de ese momento para el único sitio que se puede ir es hacia arriba, ascendiendo. ‘Europa’ es un poco eso, la aceptación de que se ha tocado fondo, que llegó un momento en el que estuvo
saturado y tuvo que irse.

P.- ¿Es un icono gay?

R.- Eso parece, pero no sé por qué. Este es un momento de orgullo, de reivindicación y de cambios importantes que aún se necesitan para seguir avanzando. El hecho de que me vean
así o me asocien es algo que no he sabido nunca. Todo el mundo me lo pregunta, pero tampoco quiero saberlo. Es uno de esos misterios maravillosos que es mejor no conocer. Me siento muy honrada y muy bien acogida en ese ambiente especial que se vive estos días.

P.- ¿Es cierto que el nuevo disco se catalogará dentro del ‘Ópera-Rock’?

R.- Sí. Me apetecía mucho hacer algo que no se limitara sólo a la canción, una obra cerrada. Será una obra maravillosa acompañada de un gran libro. Creo que va a llegar en un momento en el que la humanidad lo necesita.

P.- El primer día de venta en Ceuta de localidades para su concierto se agotaron más de la mitad, ¿Qué espera de su actuación en la ciudad autónoma? ¿Es la primera vez que viene?

R.- Es la primera vez que voy a viajar hasta Ceuta. Me pone muy nerviosa y me entra el pánico escénico si pienso en la responsabilidad que supone agradar a todo mi público. Tengo
muchísimas ganas de que llegue el momento y poder compartir con todos los ceutíes mi música.

1 comentarios:

Pablo dijo...

no por favor!!
no puedes renunciar a tu carrera muchos te adoran y no lo soportariamos
a que no???