viernes, 5 de noviembre de 2010

Mónica Naranjo derrochó voz BY EL UNIVERSAL


Fuente: El Universal / Roberto Rodriguez M.

El público se deleitó con la mejor soprano barroca de la historia. Inspirada a más no poder, charló con sus incondicionales y bromeó. "Gracias a Dios que existe internet, así los sigo a vosotros y vosotros a mí, un mail es más guay que una carta" dijo. Agradeció a los músicos locales que le acompañaron y apunto "este concierto va por ustedes".

Mónica Naranjo asume su personaje de diva con toda la dignidad del caso. A las 9:45 pm la española apareció en la terraza del CCCT, dejando que miembros de la Orquesta Sinfónica de Venezuela tocaran el intro instrumental y se proyectara el video que presentó a una marioneta, figura que prometía ser tan estelar en la noche como la misma Naranjo. Europa fue la primera melodía entonada, a la que el público, no tan nutrido pero sí ansioso, respondió con euforia.

Comenzó entonces el despliegue vocal de "la pantera de Figueras", quien enfundada en un vestido morado con capa y fajín negros y el pelo multiplicado en moño gracias a un postizo, arrancaba suspiros entre hombres y mujeres.

"Inmensidad" llegó entonces y dio paso a "Desátame", que hizo que el público aplaudiera a rabiar. Ya sin el fajín y sin la capa, apareció en el escenario con una rosa en la mano, para a ritmo de tango cantar "Que imposible" y lanzar al final del tema la flor entre los asistentes.

"Usted" sonó en la potente garganta de Naranjo, quien para el momento se presentó con al estilo de Caperucita y una canasta. Allí jugo con su voz para sonar como una niña y luego recuperar tu torrente natural. El recinto, se ponía en pie tras cada canción, mientras que Naranjo, como la mejor soprano barroca de la historia, agradecía con gestos y sonrisas, pero ninguna palabra. Un intermedio instrumental antecedió la salida de la cantante, quien volvió a la tarima con un traje asimétrico azul marino con cola para dar vida a la balada "Empiezo a recordarte", que los asistentes corearon desde la primera línea.

Recibió flores de sus fanáticos y prosiguió con el emblemático "Sobreviviré", pero orquestado lejos de los arreglos dance.

Con virtuosismo absoluto, Naranjo recorrió las más altas y prolongadas notas como si se tratara de apenas hablar.

Una bandera con el arcoiris le fue entregada y ella la ondeo, con lo que auditorio deliró en pleno.

"Óyeme" fue intimista al máximo y "Todo mentira" levantó vítores desde antes de empezar lo que aumentó cuando la artista bailó ligeramente, cosa omitida hasta entonces y que levantó a todos de sus asientos.

Una nueva pieza instrumental dirigida por el mexicano Pepe Herrero, que ha acompañado a la artista en sus giras anteriores, allanó el terreno para "La soledad" y "Siempre fuiste mío", temas que desataron la pasión del público.

"Kambalaya" la hizo retornar a la luz de los reflectores donde los sonidos orientales acompañaron su enorme voz.

Finalmente, tras una hora de concierto, la española se dirigió a sus seguidores. "Gracias por estar acá, teníamos ganas de regresar".

Inspirada a más no poder, charló con sus incondicionales y bromeó. "Gracias a Dios que existe internet, así los sigo a vosotros y vosotros a mí, un mail es más guay que una carta" dijo. Agradeció a los músicos locales que le acompañaron en la velada y apunto " este concierto va por ustedes, para toda Venezuela". Si bien le costó recuperar el turno a la palabra ante los gritos de sus fans, con otra bandera en la mano afirmó "es una bandera muy bonita, hay que ser felices y libres, hay que amar. Viva la comunidad", en clara referencia a su fanaticada gay, más que presente en el coso.

"Ámame o déjame" la puso de nuevo a cantar, para que una inexplicable pausa la trajera de vuelta, minutos después envuelta en un traje rojo con velo incluido.

"Amor y lujo" fue la excusa para el sensual atuendo. Mónica sacó la marioneta de un baúl en el escenario y con ella, salió del escenario, dejando la duda sobre el final del show, que efectivamente había culminado.

1 comentarios:

NYREMIX dijo...

Mi más sincera enhorabuena por el fantástico seguimiento que habeis realizado de esta nueva hazaña de la naranjo a miles de kilometros, en Venezuela. Da gusto entrar en esta web y ver cosas nuevas de su andadura por venezuela. Gracias por vuestro trabajo!! Os quiero!