miércoles, 7 de septiembre de 2011

“Si hay que resumir mi vida en una palabra sería que soy una superviviente” BY SALAMANCA 24 HORAS


Fuente: Salamanca 24horas | Belén Merchán

Una mujer amante de su familia y de la música. Una voz prodigiosa la de Mónica Naranjo, a la que SALAMANCA24HORAS ha tenido la oportunidad de entrevistar a raíz de su espectáculo ‘Madame Noir’, que el próximo día 9, los salmantinos podrán disfrutar en el Multiusos Sánchez Paraíso

La artista ha atendido a este periódico días antes de su actuación en la ciudad con el espectáculo ‘Madame Noir’, en el que los asistentes juegan un papel fundamental: “ellos forman parte de la grabación, forman parte de ese espectáculo como extras, y deben estar dispuestos, en esencia, a salir al escenario porque todo puede pasar”.

- Un piano, de la mano del maestro Herrero, un argumento teatral, y actores que son sus propios colaboradores. Esos son los pilares de su nuevo espectáculo ‘Madame Noir’ con el que se evoca al cine de los años 50 detrás de las bambalinas, ¿cómo surgió esta idea?

- La idea de crear un espectáculo a piano y voz hace años que la teníamos, nos apetecía mucho crear un espectáculo más minimalista y desnudo. No sabíamos de qué forma llevarlo a cabo porque un piano y una voz se nos quedaban un poco pobres, y yo soy de contar historias. Entre el productor, el director de la obra y yo queríamos llevar lo que sucede en el backstage al teatro. Además, lo que sucede en los años 50 es lo mismo que sucede actualmente, el ser humano no ha cambiado tanto: los miedos, las fatigas y ese tipo de ansiedades las seguimos teniendo. Crear un personaje como Madame Noir, una actriz rozando ya la menopausia, con un ego que no cabe en sí, intratable para el resto del equipo, insufrible… me parecía muy interesante; y el resto de los actores, obviamente sufren estas consecuencias.
- ¿Qué tiene Mónica Naranjo de Madame Noir o Madame Noir de Monica Naranjo?

- Nada, afortunadamente. Si fuera como ella no tendría a nadie, no tendría amigos, estaría sola como ella.

- Se considera cantante, productora, compositora… pero no actriz a pesar de estar actuando en este nuevo espectáculo, ¿por qué?

- Respeto mucho la profesión de los actores. Esta obra es ante todo musical y hago un guiño a la teatralidad. No creo que una profesión como actriz deba dármela a mí misma. Nunca ha sido mi meta, simplemente soy intérprete y con eso tengo bastante.

- En la obra canta canciones de su repertorio que hasta ahora no había cantando en directo, y otras como un aria de Puccini para tenor, ¿qué ha sido lo más complicado?

- El repertorio ha sido complicado desde el inicio, había que coger unas canciones que, desgraciadamente, no había tenido ocasión de cantar las veces que me hubiera gustado cantar en vivo. Los arreglos y la interpretación deben ser distintos. Estamos en los años 50, donde no se hacían arreglos como ahora, ni se cantaba como ahora, ha sido lo más complicado de la obra, adaptar estas canciones.

- Desde el 27 de mayo que fue el estreno, ¿ha habido algún momento clave, mágico o especial que le haya marcado?

- Me marco mucho el día del estreno. De repente estábamos haciendo el final de la obra y hubo una alarma contra incendios. La gente pensaba que era parte de la obra. El espectáculo tiene que continuar, pero fue en el momento más dramático de la obra donde te ves con el telón de acero delante de las narices. Me parecía una broma, sin saber quien me la estaba gastando, pero como dice la canción 'The show must go on' y el espectáculo concluyó.

- Decía en una entrevista que los cantantes se tienen que reinventar para avanzar en este mundo, donde las artes ya no son lo que eran. ¿Con este espectáculo se reinventa?
- En cada puesta en escena, cada historia, intento aprender, ampliando mis conocimientos a cada paso que doy. Siempre digo que tengo la profesión más bonita del mundo. Jugar con los sentimientos y expresar con las emociones es algo complicado y se necesita estar muy entero. A cada paso que doy intento aprender. Estamos en un momento muy bueno creativamente, en el que como el mundo de la música ya no es lo que era, ni lo será jamás, eso te da alas para sentirte más libre a la hora de ser tú misma.

- Aparte de ‘Madame Noir’ durante el verano ha hecho una gira por discotecas, preparado una novela, también prepara un CD con Brian Cross que hace poco presentó en Amnesia con gran acogida. ¿Le queda algo por hacer? ¿Algo que quería hacer y no pudo?
- De momento es lo más presente que tengo, no lo sé. Como soy un trasto inquieto necesito ir experimentando conmigo misma. No me gusta pensar en el futuro, creo que hay que pensar en el presente. Ahora me lo estoy pasando muy bien y me siento libre de hacer todo lo que me place, de hacer los conciertos que quiero hacer y no tener siempre una multinacional o a ciertas personas que son malas para la salud. Me siento muy bien, feliz, por eso sigo haciendo cosas.

- Muchos proyectos por delante, pero es de la filosofía ‘carpe diem’, de vivir el presente y disfrutar cada momento. ¿Cómo se compatibiliza esto con todos los proyectos que tiene?

- Fácil, tener un mínimo de disciplina y orden. Mi abuela decía que "el orden es el principio de la disciplina" y en casa, somos muy ordenados.

- ¿Cuál es el secreto para hacer tanto y que todo lo que haga sea un éxito?

- No te lo puedo decir, tampoco no quiero saberlo. En la vida hay que disfrutar con lo que hacemos, es uno de los mayores lujos.
- Le hemos oído hablar alguna vez de su gran afición al rock, y la ópera rock que está preparando es una buena muestra de ello. ¿Qué nos puede contar de ella?

- Es una obra literaria, trabajar mano a mano con un escritor es una de las experiencias más creativas de mi vida. Cuando te planteas hacerla, la letra de uno de esos capítulos, partes de la historia del escritor. Ser escritor es maravilloso porque no tiene espacios, pero el espacio que tiene una letrista es muy limitado. A veces me las he visto y deseado porque quería incluir muchas cosas y no era posible, teniendo a veces tienes que sintetizar para sacar la esencia. Es un trabajo interesante que estoy disfrutando mucho.
- Dicen que cada tema identifica a un cantante, ¿cuál es el que más se le puede asimilar y por qué?

- Sobreviviré es uno de los que más. Cada canción tiene un momento en la vida de un artista, sobre todo si eres autor. Si hay que resumir mi vida en una palabra sería que soy una superviviente.

- Y de este nuevo espectáculo, ¿cuál es la que le identifica?

- Como van aconteciendo escenas, diálogos en el acontecimiento musical… lo que te lleva a sentir muchísimo la canción es el momento que el personaje está viviendo. No es nada fácil asimilar este personaje, porque no soy actriz; pero como decía la directora de la obra: " voy a hacer que lo ames". Y sí, lo amo con toda mi alm, ha sido un regalo en mi carrera.

- ¿Se lleva el personaje a casa?

- Jamás me llevaría al personaje a casa, además creo que mi hijo no me dejaría entrar en casa. En el momento que salgo del escenario y me quito la indumentaria, Madame Noir se queda siempre detrás de bambalinas. La que llega a casa es la mamá que viene dispuesta a ser pegajosa y besucona con mi hijo.
- Faltan unos días para que el público salmantino pueda disfrutar de nuevo de Mónica Naranjo. ¿Deben esperar una Mónica Naranjo como la de la gira Adagio o se deben dejar sorprender?

- El público debería ir en primer lugar a disfrutar, a desconectar; van a ser dos horas de risas continuas, se van a ver inmersos en los años 50. Ellos, que forman parte de la grabación, forman parte de ese espectáculo como extras, deben estar dispuestos a todo, incluso a salir al escenario si fuese necesario, porque todo puede pasar

0 comentarios: