viernes, 19 de octubre de 2012

ENTREVISTA A MÓNICA NARANJO EN EL SUPLEMENTO EXCLUSIVE DE EL PERIÓDICO DE CATALUNYA (14.10.12)


Texto:Alberto González
Entrevista publicada el 14/10/12 en el suplemento Exclusive de El Periódico.
Descargar PDF de la  entrevista

La primera vez que vio el montaje final de MakeYou Rock, Mónica le dijo a su marido:“Creo que, de todos mis videoclips, este es en el que salgo más guapa”. Era sorna, claro.Porque de ese engendro en el que se transforma la cantante catalana se podrían decir muchas cosas,menos bello. Si lo que pretendía era dar que hablar, lo ha consiguiendo. 

¿Cómo nació la idea de hacer Make You Rock?

 Una tarde estaba con Pepe Herrero [director musical de sus últimos espectáculos] reviviendo algunos momentazos de nuestra adolescencia y recordamos el tema Smalltown Boy de Bronski Beat, con aquellos cuatro compases que eran la bomba.Y pensamos: ¿Por qué no componemos un tema con esa misma secuencia? Estábamos tan motivados que en diez minutos ya lo teníamos. 

Algo más de trabajo les daría la grabación del videoclip... 
No te puedes imaginar la de horas que pasamos sin poder tocar nada para no estropear elmaquillaje, bajo un calor sofocante. Lo quemás me costó fue entender bien a los personajes.

 Aunque es susceptible de múltiples interpretaciones, el relevo generacional es el tema principal
Exacto.Y lo vivo ahora con mi hijo, que tiene 20 años y a veces me pone de los nervios.Le digo:‘Aitor,que cuando tú vas, yo ya he ido y he vuelto mil veces’. Pero ahíme equivoco. Porque yo también cometí mis errores, y gracias a ellos soy lo que soy.Como madres, tendríamos que dejar que nuestros hijos pasasen por eso. Pero ahí está nuestro instinto protector. 


¿Qué le queda de la rebeldía propia de la juventud? 
Siempre me he revelado y me sigo revelando. Una de las cosas por las que más he peleado es por ser libre.Porque, ¿qué es la vida sin libertad? No es nada.En el ámbito musical luché hasta que, después de muchos años, pude decidir qué me apetecía hacer en cada momento. Make You Rock,por ejemplo, es algo que nome habrían dejado hacer. 

Un tema que no pertenece a ningún álbum y que solo se vende por internet.  
Es que yo creo en los singles. ¿Cuántas veces te has sentido defraudado al pagar por un disco del que solo valía la pena una canción? Por eso pienso que estamos volviendo un poco a la época de los discos de vinilo a través, por ejemplo, de iTunes, donde puedes comprar los temas sueltos que te interesen y pagar solo por lo que te gusta. Ese es el futuro. 

Para la grabación del videoclip de Make You Rock, ha contado con la colaboración de integrantes de Community Beat, nueva plataforma para la difusión de proyectos musicales sin intermediarios.
Esta es la primera vez que trabajo con gente que tiene mucha más ilusión que experiencia.Yyo creo mucho en eso,porque la ilusión es el principal motor de la vida. Los que estamos en este mundillo damos pocas oportunidades a los que están empezando.Y hay que abrirse para crecer y seguir aprendiendo. Porque hay mucho más talento fuera que dentro de este negocio. 

Un ejemplo de su apoyo a las nuevas promesas es su reciente colaboración con Marina Heredia. 
Para mí es la mejor voz femenina flamenca que tenemos.El típico caso de una artista que es más reconocida fuera que dentro de España. Coincidimos por primera vez en un programade televisión y me dejó tan impresionada que le pedí hacer un dueto. 

La estética de Make You Rock ha suscitado que le comparen de nuevo con Lady Gaga. ¿Le molesta?  
Cuando eres artista estás constantemente expuesto a críticas y comparaciones aunque, la verdad, aún no entiendo muy bien el parecido.También es cierto que no estoy demasiado al día en novedades musicales, porque siento que no me conviene rescatar demasiada información: ahora mismo toda la música comercial suena igual; se trabaja con las mismas secuencias, programaciones y casi los mismos acordes; se produce de la misma manera e incluso la imposición vocal de muchas artistas es similar.Y eso me da bastante rabia, porque ya que tenemos este don, hay que aprender y evolucionar. 


Y en esa evolución, ¿contempla la posibilidad de lanzarse al mercado americano, donde Make You Rock está teniendo tan buena aceptación?  
Que no me busquen. La energía que tienes a los 20 años no es la misma cerca de los 40. Ni tampoco la ilusión,no nos vamos a engañar. Ya no estoy dispuesta a sacrificar las mismas cosas.Al igual me he vuelto más cómoda,sí,pero no pasa nada.He trabajado un montón durante 20 años. Creo que ya me merezco un poquito de calidez y calidad de vida. No me refiero a dejar de trabajar, que sería un sacrilegio.Pero no hacerlo desde la ambición, sino desde el amor por la profesión y la serenidad. 

Eso explica que lleve casi seis años preparando su próximo proyecto: Lubna. 
Espero que esté listo en el 2013. Es una ópera rock sinfónica que podrá adquirirse tanto en formato digital como físico. Porque, de momento, el único plan que tengo es editarla como obra literaria, junto con el disco. La idea es que vayas leyendo cada capítulo y después puedas poner la canción correspondiente. Son 17 cortes musicales, que van del drama a lo cómico. Para su creación, Pepe y yo hemos trabajado mano a mano con un escritor barcelonés. 

En árabe, lubna significa pura como la leche. ¿Pero quién es este personaje?
Es una de las dos protagonistas indiscuel tibles de la obra.Un ser asexuado y bello, que encarna algo que nos encantaría que existiera a los seres humanos y que, en cambio, no tenemos: la justicia divina. Según el autor, estoy predestinada a ser Lubna, porque se ha basado mucho en mis pensamientos, en mis cosas.Y creo que me voy a sentir muy cómoda en ese personaje. Porque creo en él, en su interioridad, su raciocinio, sus ideales, aunque a veces sean muy radicales e incluso crueles. A nivel interpretativo, sin duda, es lo más difícil que he hecho nunca. 

Además de encontrarla en librerías y tiendas de discos, una ópera rock debería disfrutarse en los escenarios... 
 Por supuesto, Lubna está escrita para directos, con su orquesta sinfónica y su grupo de rock. Pero todo eso está por ver, porque este género no tiene una gran vertiente comercial. Sin embargo, yo últimamente nunca pienso si las cosas que hago van a llenar salas; sencillamente las hago porque las siento.Y en este sentido soy muy afortunada, a Dios gracias. Siempre digo que, aunque la vida me ha hecho pasar por momentos muy amargos, siempre me ha dado mucho más. 

¿Han tenido todos esos momentos un reflejo en su trayectoria profesional? 
Sin duda. La terapia más grande que he tenido en mi vida es componer. Cuando escribo la letra me siento muy pequeña, como una hormiga. Soy extremadamente perfeccionista.Tanto que mi marido, Óscar, dice que soy mi peor enemiga. Porque escribo una canción, la dejo, y al cabo de una hora le doy una vuelta; estoy en la cama, me levanto, la reviso y vuelvo a dormir. Así hasta el último día antes de entrar a grabarla en estudio. 

Como para cogerle manía al tema. 
Eso es un poco lo que me pasa cada vez que estoy de gira: como repites las canciones tantas veces,acabas asqueada. Por eso,precisamente,en Madame Noir [su último espectáculo] intentamos variar el repertorio.Y quien esperaba escuchar Desátame o Sobreviviré, quizás se sintió decepcionado. 

Si tuviera que escoger uno entre todos tus temas, ¿cuál sería? 
Por los arreglos y los momentazos que me ha proporcionado sería, sin ninguna duda, Europa. Creo que uno de los instantes másmágicos de mi carrera fue cuando la interpreté en el Palau de la Música, en enero del 2010. No solo porque lo hacía en casa, sino por el escenario. ¿Has estado en el Palau vacío? Tienes que ir.Yo creo que tiene visitantes. 

¿Tiene algo de bruja? 
No creo que sea una cuestión de brujería. Es un sexto sentido con el que nacemos, dicen muchos parapsicólogos. Mira a los niños, que tienen largas charlas hacia la nada, con personajes invisibles. Pero nosotros, los adultos, desconocemos cómo estimularlos para conservar esta sensibilidad. Las personas que no tenemos miedo a sentir, aún la tenemos.Yo, por ejemplo, no puedo entrar en una tienda vintage porque me ahogo, son demasiadas sensaciones de golpe. 

Aunque para paranormal, su reciente aparición en un anuncio de cerveza con sabor a naranja... 
(Ríe) Cuando me explicaron lo que tenía que hacer les dije:‘¿Perdona?Es que creo que soy rubia y no me estoy enterando’. Fue una experiencia muy divertida.Eso sí, cuando llegué lo primero que le pregunté a mi representante era dónde había una Shandy de naranja, porque yo no me iba a poner ese vestidaco si antes no probaba el producto que estaba vendiendo... Me siento feliz de despertar una sonrisa en la gente a través de lo que estoy haciendo en los últimos tiempos, incluyendo Madame Noir.Por eso admiro tanto a los cómicos, porque creo que es una de las profesiones más difíciles que pueden existir. 

Humor es lo que no le falta a Tu cara me suena, donde participa como jurado.
 Tanto este como El número uno,programa donde también trabajé recientemente, responden a formatos en los que me siento a gusto. Como su director,Tinet Rubira, yo también vengo de la generación del Un, dos, tres y abogo por los espacios familiares. Al principio dudé si involucrarme o no, porque veníamos de una época en la que todo lo que veías en televisión eran gritos y peleas. Pero Tinet me daba confianza.‘Va a ser cómico, familiar, entre colegas’,me explicó.Y yo le dije:‘Adelante’. 

No obstante, siempre ha medido mucho sus apariciones públicas. ¿Ha sido más para preservar a Mónica Naranjo como artista o como persona? 
Siempre a la persona. Me daría mucha vergüenza ir a un quiosco y encontrar mi cara en una revista del corazón.Valoro muchísimo el poder ir a comprar una baguette recién hecha –que es uno de mis grandes placeres– sin que la panadera sepa de mi vida y miserias. Para lograrlo, no hay una fórmula mágica: en la vida, si tú respetas, todo el mundo te respeta. 

Aunque es imposible evitar los bulos. 
Algunos llegan a hacer daño. Pero hay otros divertidos.Por ejemplo, cuando vino a España la cantante transexual Dana International solicitó si podía atenderle mi estilista.Él acudió, pero cuál fue su sorpresa cuando la intérprete le dijo que yo estaba operada como nadie...Adía de hoy creo que en Israel siguen creyendo que nací hombre. 

¿Ha lamentado alguna vez aceptar algún proyecto? 
Sí. Mi gran error fue Chicas malas. Pero tambiénme arrepentí un montón de trabajar con Tom Jones. Estábamos preparando un dueto de la canción Give a Little Love. Pero no me gustó la actitud de la gente que le rodeaba. Era algo así como:‘ En el mercado latino, Mónica Naranjo es un as; con esto vamos a asegurarnos seguir en la cresta de la ola’.Me sentí totalmente utilizada. Grabamos el tema por separado, pero fue en la sesión fotográfica donde me di cuenta de que todo aquello era un puto negocio. Y yo creo que la música es algo más. Así que decidí pararlo.Tom Jones me decepcionó y sentí satisfacción de que aquel trabajo nunca viera la luz. 

Hablando de colaboraciones, ¿con qué artista trabajaría sin pensarlo dos veces? 
Hubiera sido apoteósico haber cantado con Freddie Mercury.Por otra parte, también me encantaría hacer una gala de Navidad con Plácido Domingo, al estilo de la que hizo con DionneWarwick. La verdad es que a mi hijo le hemos inculcado muchísimo los temas navideños, la ambientación, los olores, justamente porque es algo que no tuve enmi infancia.
Mónica Naranjo - Exclusive - 14.10.12
Síguenos en TWITTER @webmninfo  y | FACEBOOK

0 comentarios: