jueves, 4 de julio de 2013

Un café con ... Mónica Naranjo. 'Dejé la música asqueada' by Supertele



 Texto: Maribel Escalona | Fotos María José Rasero | PDF Facilitado por Supertele

Más madura y humilde, ha sobrevivido a la fama y habla sin tapujos de su feliz transformación en una mujer de su casa, que ejerce de jurado en la televisión y, además, canta. Y muy bien.

Con solo 23 añitos – tiene 39 – esta chica de Figueres, en Girona, hija de un albañil y una empleada doméstica, ganó su primer World Music. Luego vendrían otros dos. Y es que Mónica Naranjo posee uno de los registros vocales más poderosos del panorama musical, aunque últimamente se haga de rogar.

Tu cara me suena, El número Uno, La voz en México … ¿Están de moda de los talent shows?
Sí, eso parece, y la cultura no debería ser una tendencia. Tal como están ahora mismo las cosas, pocas oportunidades tienen esos chavales en la industria de la música.

La música en directo sigue viva, pero …¿ha muerto el CD?
Su mercado está extinguido. La gente descarga canciones por Internet,  la mayoría gratis, y las discográficas han sido muy comodonas, porque esto se veía venir desde hace años. Pero estaban en sus poltronas, cobrando en muchos casos más que los artistas.

En tu querido México arrancas la gira Ídolos, este viernes 28. ¿Tú a quién idolatras?
¡Me voy ya mismo a México; allí estoy en casa! Y sobre los Ídolos, soy bastante fiel a los grandes de verdad. He crecido con Freddie Mercury, Aretha Franklin, Barbra Streisand…

¿Una cantante tiene que tener un punto de diva?
Soy diva en mi trabajo, pero en mi día a día soy ama de casa. Lo aprendí durante años, cuando solo vivía para ser Mónica Naranjo, y me di cuenta que eso no funcionaba.

¿Por eso aparcaste tu carrera siete años?
Sí. Tenía 27 años y estaba asqueada. Si hasta recuerdo un fin de semana en Los Ángeles, que había acabado con las obligaciones y no sabía que hacer … Vengo de una familia desestructurada y siempre había soñado con que la mía sería bonita y con poder vivir de mi trabajo.

¿Cómo saliste adelante?
Gracias a los ahorros pude dedicarme a vivir. Siempre he sido hormiguita porque mi casa fue humilde.

Tomaste una decisión drástica.
Sí, sí … Cerré el estudio a cal y canto. Era eso o acabar muy mal, como otros compañeros.

Y conociste a tu actual marido.
Óscar era policía en Cataluña y nos encontramos en el momento oportuno.  Antes no tenía tiempo para nada ni nadie, pero tuve el valor de dejarlo todo y parar. Y me dediqué a ser esposa y madre. Además, quería sentirme arropada cuando volviera, por eso se convirtió en mi manager. La mejor compañía que puede tener un artista para andar tantos kilómetros es un amigo, un hermano o un marido como el mío.

El hijo de Óscar tiene 21 años. ¿Tú te planteabas ser madre?
¡Ya me siento madre, no es una cuestión biológica!. Cuando lo tienes, te vuelves una leona y cambias tus prioridades. Ahora, pasa de nosotros y se dedica a las chicas (risas)

¿Qué cosas te mueven ‘Hasta el fin’, como se titula el tema con que abrirás la gira?
Mi hijo, mi marido y mis afectos. Y la verdad en toda su amplitud, aunque suponga caerte de rodillas y llorar. No pasa nada. Ya lo he hecho varias veces.

¿Sigue siendo tu gran sueño la ópera rock literaria ‘Lubna'?
Si, sigo trabajando en ella y he escrito un libro de cocina y otro autobiográfico.

¿Otras aficiones?
Hago deporte todos los días y me vuelve loca leer.

De un sorbo
¿Eres cafetera?
Poco, soy muy nerviosa. Desayuno té con leche de soja y unas veces yogur, tostadas o las crepes de mi marido.

¿Te levantas de buen café?
Siempre de muy buen humor

¿A quién invitarías?
A Carlos Ruiz Zafón, me he leído todos sus libros.

Verano, cafelito y…
Quince días para mí y mi ‘churri’ y en casa. Es que me paso la vida de hotel en hotel.




Síguenos en TWITTER @webmninfo  y | FACEBOOK

0 comentarios: