lunes, 7 de octubre de 2013

MÓNICA NARANJO: "El orden es el principio de la disciplina. Así cómo tienes tu casa, tienes tu cabeza". Entrevista en De Humano.


 Fotos: David Arnal | Texto cortesía/Extraído de DeHumano.com

A mí me da igual si los perros van al cielo, pero cuando yo me muera quiero ir adonde van ellos. ¿Y a ti adónde te gustaría ir?
Sin lugar a dudas, al mismo sitio que ellos. En casa tenemos un pequeñito altar donde guardamos las cenizas de cada uno de los que ya se fueron para que cuando yo también me convierta en cenizas puedan seguir con su mama.

¡Ay, el orden!  Placer para mi razón. Desorden… delicia de mi imaginación. Según esto, ¿tú serías una gran desordenada ordenada o una gran ordenada desordenada? 
El orden es el principio de la disciplina. Así cómo tienes tu casa, tienes tu cabeza.

 El amor como principio, el arte como base, el progreso y la belleza como fin. ¿Qué principios amas?
La lealtad, la honestidad y la generosidad.

“Cuando se aprende a amar es cuando construimos puentes y puertos por temor a ser rechazados o heridos”


¿Qué finales persigues?
Rodearme de buena gente.

Creo que el grave error del ser humano es creer que tiene tiempo. Mañana te diré te quiero pero…
Siempre he sido muy consciente que  cada día que pasa tengo menos tiempo, por eso intentó no perderlo.  A los que quiero los tengo aburridos de tanto abrazo y besuqueo…¡¡¡jajaja!!!

Pienso que las personas tienen pocos amigos porque en vez de crear puertos construyen puentes. ¿No tiene el artista más de puente y menos de puerto?
Hombre, dependiendo de las situaciones personales por las que el ser humano atraviese.  Cuando se quiere de verdad, no existen las barreras, sin embargo cuando se aprende a amar es cuando construimos puentes y puertos por temor a ser rechazados o heridos.

Los seres humanos se creen más inteligentes que el resto de animales pero… ¿Por qué aprietan más fuerte los botones del mando a distancia cuando tiene pocas pilas? o ¿por qué bragas es plural y sujetador es singular? o ¿por qué por el color de la piel o el gusto sexual se rechaza a otro ser humano?
¿Perdona?  a ver, a ver, vamos por partes.
Respuesta a la primera pregunta: ¡instinto reptil!
A la segunda: sí, en efecto carece de sentido porque son dos tetas y una patatona.
A la última y más importante:  pura ignorancia.

Quiero poder amarte sin aferrarme, apreciarte sin juzgarte, encontrarte sin agobiarte, invitarte sin insistencia, dejarte sin culpabilidad… amarte, amor, amarte. ¿Y a ti quien te canta?
En verano me cantan mis sobacos. ¡ Dios mío que calor hace! ¿no?…¡ja, ja, ja, ja!



Síguenos en TWITTER @webmninfo  y | FACEBOOK

0 comentarios: