miércoles, 12 de marzo de 2014

ENTREVISTA A MÓNICA NARANJO EN LA VANGUARDIA: "No suelo ver Eurovisión, me ponen enferma los favoritismos"




Aquí os dejamos el texto de la entrevista que Mónica Naranjo ha concedido al periódico La Vanguardia con motivo de la promoción de A Bailar!. ¡Disfrútala!

Texto cortesía/extraído La Vanguardia | Lorena Ferro

A punto de cumplir los 40, Mónica Naranjo (Figueres, 1974) vive uno de los mejores momentos profesionales: prepara disco recopilatorio para celebrar los 22 años en la música -una carrera de supervivencia “en un mundo de hombres”- y cada vez es más habitual verla en la televisión. Precisamente acaba de estrenarse como presentadora en ¡A bailar! en Antena3 (martes, 22.30h), faceta que compagina con la de jurado en el programa Tu cara me suena. Y confiesa que el doblete televisivo, sumado a su carrera musical, la tiene “agotada” pero “feliz”. La cantante, y ahora también presentadora, atiende a LaVanguardia.com en plena grabación de Tu cara me suena para hablar de su nueva faceta profesional y también de sus polémicas declaraciones sobre Eurovisión.


- Felicidades porque su debut como presentadora ha recibido buenas críticas y el programa buena audiencia.
Gracias. Jamás en la vida pensé que iba a terminar trabajando en televisión.

- ¿Es usted menos diva cuando presenta que cuando canta? 
La televisión te da la facilidad de ser tú. En el escenario, en cambio, tienes que tirar de intención y crear un personaje que dé un poco de vida a las canciones o al espectáculo.

- ¿Cómo lleva lo de ser presentadora? 
Ahora mejor. Pero he pasado dos semanas sin dormir. A veces la cabeza es muy traidora. Cuando me lo propusieron me quedé un poco en tierra de nadie porque me pillaba en un momento en mi vida con mucho trabajo. Estoy en Tu cara me suena, acabando disco, a punto de lanzar el 4.0 (recopilatorio para celebrar sus 40 años) y entro en gira en junio… Así que ya tenía un ritmo bastante dinámico.

-¿Le daba respeto por que hubiera comparaciones con otros programas similares?
No porque no tiene nada que ver. El concepto humano es lo que lo diferencia con todo lo que se ha hecho hasta ahora: estar compartiendo la cotidianeidad de las parejas.

- Y tiene cierto morbo… 
El morbo está en saber si alguno de los dos duerme en el sofá (risas).

- ¿Qué cree que puede aportar como presentadora? 
No tengo ni idea porque estoy más verde que un pimiento (risas). Lo que tengo es buena voluntad y muy buen rollo a la hora de hacer las cosas. Nadie nace sabiéndolo todo, pero me gusta aprender. Y el programa llega en un momento en mi vida… Cumplo 40 años, una edad estupenda para seguir evolucionando. Las mujeres necesitamos cambios.

- ¿Y usted lo necesitaba? 
Siempre lo necesito porque soy muy inquieta.

- ¿Qué es lo que menos le gusta de ¡A bailar!? 
No veo fallos en los demás… Solo en mí.

- ¿Y en qué le gustaría mejorar? 
¡Los nervios! Pasan los años y el terror escénico es mayor porque nos damos cuenta de lo que nos jugamos. La inconsciencia es un lujo de juventud que se va perdiendo.

- ¿Y qué es lo que más le gusta del formato? 
Las parejas porque me muero de la risa. Esta semana llevan un pique con el jurado… Al final la unión hace la fuerza y cuando estás con tu churri concursando, te creces.

- ¿Cuál es la que más le ha sorprendido? 
Eva Armenteros y Oscar Martínez porque me parecen de lo más insólito. Es muy divertido porque como son muy cómicos, estamos todos muriéndonos de la risa.

- ¿Y qué pareja es la más torpe? 
Más torpe que yo no hay nadie para bailar. Hago que bailo, pero no bailo… Pero esta semana La Roja se mofaba de Cañizares… les invito a que vengan.

- Para participar en ¡A bailar! hay que dejar de lado el sentido del ridículo… 
Sentido del ridículo tenemos todos; el mío es atroz pero me lo pongo todo a la chepa y digo pa’lante. ¿¡Qué sería la vida sin esos momentos!? Las buenas experiencias y el reír son muy saludables y alargan la vida diez años.

- Cada vez la vemos más en la 'tele' ¿Está reenfocando su carrera? 
Dejo que la vida me guíe un poco ante oportunidades que se me presentan. Me lo paso como una cría y merece la pena.

- ¿Y económicamente hoy merece más la pena la televisión que la música? 
Actualmente no merece la pena nada en ese aspecto porque está todo muy apagado. Aprovecho para quejarme (risas). Hay crisis en todas partes.

- En su día se tuvo que ir a buscar la vida fuera ¿Empatiza con los que ahora lo tienen que hacer? 
Mucho. Pero no hay mal que por bien no venga. Cuando eres joven es toda una experiencia y ayuda a superarte. Estar lejos de los afectos curte mucho.

- Viendo el panorama español ¿Dan ganas de volver a emigrar? 
Depende de cómo veas y sientas las cosas. En la música llevamos en crisis 15 años pero soy de las que no se deja contaminar por el mal rollo. Acepto la situación pero no estoy todo el día con cara de culo. Si es lo que hay ¿qué voy a hacer? ¿Estar amargada toda la vida? Así lo único que voy a atraer a mi vida va a ser miseria para mí y mi familia. Y como a mí la miseria no me gusta, ni siquiera la emocional, me río porque la risa es la mejor de las terapias. Con una actitud positiva se atraen siempre cosas buenas.

- Le tengo que preguntar por sus polémicas declaraciones sobre Eurovisión, que usted ya ha matizado en twitter, diciendo que era un “tongo” y un “coñazo”. 
No dije eso ¡por Dios! Se han tergiversado las palabras… A algunos medios de comunicación y a algunos fans les encanta la verdurita picante. Gracias a las redes, que son una comunicación directa al mundo, lo he podido explicar.

- Explíquenos de nuevo. 
Un coñazo para mí lo es [Eurovisión] en mi vida personal. Llevo diciendo que no a participar como 10 años porque creo que está muy bien para artistas que empiezan y a los que se les ofrece una carrera nacional durante un año. Pero con 22 años de experiencia en la música, es un coñazo porque quieres estar tranquila y no de arriba abajo sin saber qué va a suceder, porque hay que contar con el favoritismo de los países.

- Ese es el otro punto de su polémica, lo del tongo. 
Muy pocos años veo Eurovisión porque estoy trabajando o ni me acuerdo que lo hacen. La canción que ganó el año pasado, de Suecia, era preciosa y la artista estaba espectacular, pero donde se ponga la interpretación y la voz de Pastora Soler, que se quite el resto. Encontré despiadado el favoritismo entre países. Yo, directamente, digo “tongo”; no son realistas con lo que se expone. Ojala Ruth [Lorenzo] tenga mejor suerte y todo lo que se ha tergiversado le favorezca, aunque me temo que todo va a seguir igual...

- Entonces ¿A usted le gusta Eurovisión? 
Solo lo veo cuando alguien amigo participa, si no no porque me pone enferma el favoritismo. Es un concurso de emociones y no para favorecer el turismo de algunos países. Las cosas van más por ahí ¡no nos hagamos los hipócritas!

- Por último ¿Como catalana cómo está viviendo todo el debate sobre el Referéndum y la independencia? 
Públicamente no hablo de temas de política. Creo que los artistas no tenemos que estar nunca vinculados con la política.

0 comentarios: