jueves, 26 de junio de 2014

Mónica Naranjo: “A las cadenas de radio les horroriza mi música, pero gusto al público” by El Correo de Andalucía




ENTREVISTA a Mónica Naranjo. La pantera de Figueras llega a Sevilla con su nuevo espectáculo este sábado, día del Orgullo. La gira 4.0 está pensada como celebración del 40 cumpleaños de esta artista.

Lleva 22 años en los escenarios. El montaje promete estar la altura de las grandes producciones internacionales, con seis músicos, tres cantantes de coro, cuatro artistas performance, bailarines y acróbatas, junto a los que interpretará en clave electro-rock los éxitos de su carrera.
Este tour 4.0 que llega el sábado a Sevilla es una celebración de sus 40 años. ¿Pesan mucho? ¿Se siente cuarentona o cuarentañera?
No me asustan, me alegran porque estoy viva. Nunca compartiré que cumplir años sea hacerse viejo. Nos hace sabios y más grandes. Cada año que cumplo es un agradecimiento al universo por el regalo que nos da. No me pesan los años. ¿Cuatentona o cuarentañera? Las dos.

¿Le gusta el título de diva que le han colgado?
Es el personaje. En la vida privada es otra cosa. Pero siempre me lo han dicho con cariño y respeto.

¿Qué ha preparado para este sábado en Fibes? ¿Habrá invitados?
Un concierto maravilloso. Todo un espectáculo. Habrá cuatro artistas de performances, músicos, coristas… La puesta en escena va a ser muy salvaje. Que el público espere muchísima energía de la buena. Sobre artistas invitados en Sevilla, aún no lo tengo pensado.

Quizá sería Pastora Soler la colaboración natural.
Sería la artista por excelencia en Sevilla y en todos los conciertos. Además de compañera es amiga. Pero ahora necesita reposo, y en eso está.

Su concierto será el día del Orgullo. Su última actuación en Sevilla también coincidió. ¿Cómo lleva ser un icono gay desde hace 20 años?
Desde que pisé España me sentí adoptada por un colectivo culto, que siempre ha apoyado la música. Me siento adoptada y querida por ellos. Es una causa que me afecta y aunque dos décadas después hemos logrado muchísimas cosas que hubieran sido impensables hace 20 años, todavía queda trabajo por hacer.

En los últimos años hemos descubierto su faceta televisiva. ¿Qué le aporta? ¿La desvía de la música?
La televisión me divierte. Se refleja más mi día a día, sin tener la carga de hacer música. La música la sufro, porque en estos tiempos es una gran responsabilidad hacer música y defenderla. Pero las dos me gustan. Y es al contrario, no me roba tiempo. Siempre he sido una persona disciplinada. Hay espacio para todo.

¿Es más fácil lograr dinero de televisión que de la música?
Estamos muy equivocados todos. La crisis no solo afecta a millones de personas paradas o con trabajos poco remunerados. Afecta a todos los campos, a los artistas y a la televisión también. Siempre ha habido un mito que dice que la artista gana mucho dinero. Pero algunos, no todos.

¿Cómo habría llegado a los 40 sin el parón que hizo en 2008?
Probablemente no existiría, porque hubiera explotado. No era una forma sana de vivir y de trabajar. No era normal. Tenía 26 años y no sabía qué hacer un fin de semana si no trabajaba. Era una vida de locos. Además, quería una familia y aquel ritmo no me lo iba a permitir.

Su próximo proyecto es nada menos que una ópera, titulada Lubna, en la que lleva años trabajando. ¿Cuándo estará lista?
En 2015 por estas fechas espero que vea la luz. Estamos en la recta final, pero no solo depende de mí.

El proyecto incluye un cuento con tantos capítulos como canciones tendrá el disco. ¿Incluirá también puesta en escena operística?
De momento no hemos querido pensar en la puesta en escena, solo en acabar el cuento y la ópera. Habrá dos mezclas distintas, una clásica y otra más alternativa. El tema de la puesta en escena la iremos viendo. Vamos a necesitar bastante tiempo para poder montarlo.

¿Tendrá el apoyo de las emisoras de radio o como con 'Tarántula' le darán la espalda?
Creo que no [risas]. Las emisoras y yo nunca hemos congeniado. Es una lástima, pero es lo que hay. Sé que nunca voy a ser radiada pero no me puedo quejar, me va bien la vida. Mi música no gusta y horroriza a las radiofórmulas, pero sí al público.

¿'Lubna' será su último trabajo?
No lo sé. Después tendrá que haber una metamorfosis. Con 40 ya no pienso en un futuro muy lejano, solo en el presente y en el día después. Acabaré Lubna y Dios dirá. Dios es el que nos da la luz en el camino.

Es usted catalana de origen andaluza.
La mitad de mi corazón es andaluz. Soy la primera generación de catalanes en mi familia. No hace tanto que emigramos. Aquí me siento como en casa.

¿Y cómo lleva el clima enrarecido de Cataluña siendo artista de éxito nacional?
Eso es una pelota que se está haciendo y no es para tanto. No suelo opinar de esto, porque no pasa nada. No hay nada enrarecido ni turbio. Como todo en la vida, unas personas quieren una cosa y otras quieren otra. Pero bueno, para eso estamos los seres humanos, para comunicarnos. No veo mucha gravedad en lo que está pasando. Es más la información que se hincha. No llegará la sangre al río. Nunca.

Hace poco estrenamos reyes. ¿Qué canción les dedicaría?
Me ha hecho mucha ilusión que los reyes Felipe y Letizia hayan ocupado el trono. Me parecen dos buenas personas con ganas de hacer bien a un pueblo que lo necesita. Estoy encantada con ellos. Les dedicaría la canción más positiva.


Síguenos en TWITER @webmninfo  y | FACEBOOK

0 comentarios: