jueves, 24 de julio de 2014

Mónica Naranjo: «Cocinaría mi mejor plato al juez Garzón y a Gallardón» by Grupo Vocento





  • Mónica Naranjo desvela detalles desconocidos de su vida. Le encanta abrazar a los árboles y tiene un trauma con la puntualidad

  • Texto cortesía/extraído cabeceras Grupo Vocento | Texto: Ester Requena | Foto: José Irún / Atresmedia

  • 'Tour 4.0' con el disco '4.0', ¿cómo lleva la crisis de los 40? 
  • ¡No hay crisis! En el ecuador de la vida de una mujer no puede haber crisis.

  • Está magnífica a sus 40 años, ¿mostraría sus encantos en una revista? 
  • ¿Para qué? Si yo ya me disfruto, mi chico me disfruta... así que para qué liarla (risas).

  • ¿Qué parte de su cuerpo tiene más audiencia? 
  • ¡Pues mis tetas! Estoy sentada en un programa de televisión y qué se me ve: pues las tetas. Si estuviera de pie... (risas).

  • ¿A quién le canta las cuarenta? 
  • A más de uno, sobre todo a los mentirosos.

  • Lo de '4.0' suena a ordenador, ¿ha ligado mucho por internet? 
  • No ligo ni por internet ni 'face to face' ni nada. A mí me ven y salen corriendo. No ligo un cojón.

  • Vuelve con versiones de sus éxitos como 'Desátame'. ¿A usted le va el sado? 
  • No, por Dios. A mí me va el misionero (risas).

  • ¿Qué queda de la chica que se dio a conocer con el pelo bicolor? 
  • Nada, el agua oxigenada lo borró todo.

  • Pero se sigue tiñendo el pelo... 
  • ¡Qué remedio si soy blanca desde los 21 años! (risas).

  • ¿Es una diva las 24 horas del día?
  •  Noooo. ¡Qué aburrimiento, por Dios!

  • Pero sí es divertido cuando ven que la imitan las dragqueens...
  • Pero ese es el personaje. El personaje dista mucho de la persona en casa. Es un personaje creado para la fantasía de un público, pero no para una vida cotidiana. Si yo representara las 24 horas del día a este personaje mi futuro estaría en un psiquiátrico.

  • ¿Invitaría a Mónica Naranjo, el personaje, a cenar a su casa? 
  • Sí, sería curioso conocerla. Pero solo una vez.  

  • ¿Y qué le pondría de comer? 
  • Pues como está tan amargada, es tan dramática y sufre tanto... pues mi pollo con ciruelas. 

  • ¿Y usted que plato sería? 
  • Sería una tarta de chocolate que te cagas.

  • Entonces es superdulce, ¿no?
  •  (Risas). Bueno, es mi plato preferido. No sé si me identifica mucho, pero me encanta.

  • ¿A qué político le cocinaría su mejor plato? 
  • A Alberto Gallardón y al juez Garzón. Bueno, a Garzón hasta le pondría una tarta de chocolate. ¡Es un campeón!

  • ¿Es un drama si se le estropea la Thermomix? 
  • Pues sí. Es un problemón. Cuando me he mudado siempre me la he llevado conmigo y hasta tengo mi mochilita para trasladarla (risas). Es mi fuente de calma.

  • Y me cuentan que es una maniática de la limpieza y que tiene su casa como los chorros del oro. Vamos que podemos comer en el suelo. 
  • La casa de uno es el reflejo de cómo está interiormente. El desorden es una cosa que me desequilibra y me pone de mal humor. Y que nadie me invite a su casa si está desordenada porque me pongo a limpiarla.

  • Tiene su toquecito maruja... 
  • ¿Un toquecito? Vamos, un toquetazo (risas).

  • ¿Comida, sexo o siesta? 
  • Comida siempre.

  • ¡Menuda dieta la suya! Aconseja en su libro comer la mitad... y un polvazo. ¿La lleva a rajatabla? 
  • ¡Total! Sí, siempre que puedo si no estoy muy cansada. A veces es complicado porque estás de viaje o en un país distinto y lo mismo una no tiene ganas de jarana.

  • ¿Tiene algo de folclórica?
  •  Tengo mucho de folclórica. Mi familia es del sur.

  • ¿Y es de las que se pone el chándal con tacones? 
  • Va a ser que no. Eso es ser muy atrevida (risas).

  • ¿Y daría la talla bailando con su pareja tras presentar 'A bailar'? 
  • No. Jamás. Y mi pareja no querría. Además, yo bailando soy un pato mareado. En un baile de pareja terminaría clavándole los tacones a mi amor, que terminaría con los pies como un colador.

  • Si hicieran una película sobre usted, ¿quién le gustaría que la protagonizara?
  • ¿Y qué van a contar? Mi vida es muy 'aburridica'. Del trabajo a casa, de casa al trabajo, no hay más. No hay juergas, ni drogas, ni alcohol...

  • Por eso dice que sale «barata y aburrida», ¿no? 
  • Sí, salgo barata y aburrida porque el poco tiempo libre que tengo me quedo en casa.

  • ¿Tiene algún sueño friki? 
  • Tenía el sueño friki de bañarme en una bañera de espaguetis y lo hice para mi libro. Ya llegará otro.

  • ¿Y es más Mónica limón o más Mónica naranja? 
  • Soy bastante naranja, me río de todo. Al levantarme siempre pienso que va a ser un día cojonudo. Me río hasta de mi sombra.

  • ¿Cómo va de chistes? 
  • Mal. Tengo más poca gracia... Soy muy desaborida para contar chiste.
Síguenos en TWITER @webmninfo  y | FACEBOOK

0 comentarios: