domingo, 28 de septiembre de 2014

Mónica Naranjo ilumina el Palacio de Congresos by El Globo de Málaga

Con un lleno casi absoluto en el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga en el día ayer, la “diva española” deleitó a todos los asistentes con su voz y cercanía




Foto cortesía/extraído de El Globo de Málaga | Texto y Fotos de Laura Calderón


No pisaba tierras malagueñas desde 2011, con su espectáculo Madame Noir, en la edición XV Festival de la Luna Mora de Guaro, pero esta vez, ha sido la encargada de inaugurar, en el día de ayer, la temporada de conciertos en MAC (Malaga Audoritium Club) en el Palacio de Ferias y Congresos de la ciudad con su “Tour 4.0”, con la que celebra su 40 cumpleaños.
Con los nervios a flor de piel, sus fans, a pesar del mal tiempo, aguardaban ansiosos en la entrada de este recinto, por ver a la intérprete de “Sobreviviré” lo más cerca posible. Algunos de ellos, con tiendas de campaña, paraguas en mano y todo el petate posible para poder sobrevivir las largas horas de espera.
Las puertas del recinto se abrieron sobre las 20.00h, los guardias de seguridad revisaban bolsos y separaban a los fans que tenían las entradas de pista o de grada. Ya dentro, esperando a la artista, los fanáticos tarareaban sus canciones y sobre las 21h un DJ entró a escena, haciendo más amena la espera.
Cerca de las 22:00 horas, con una puntualidad extraordinaria, el DJ abandonó el escenario y los asistentes empezaron a ponerse nerviosos cuando un telón blanco que cubría el escenario, se retiró y se dejó ver una gran máscara blanca característica de este tour. Empezó el “opening”, con una voz femenina de fondo que narraba la historia “El camino de la inocencia”, que era una alegoría a la libertad y al amor, acompañados de una serie de videos al estilo “leitomotive” ya utilizados en su anterior gira, “Adagio”; y como diosa del Olimpo, ataviada de un mono y una capa, Mónica Naranjo fue bajando por unas escaleras de caracol, lentamente, mientras interpretaba su éxito “Europa” con su potente voz y camaleónica que la caracteriza que pusieron los vellos de punta al todo el público.
Posteriormente, interpretó “Todo Mentira” y pidió al público que cantase la parte “Despierta ya… responde” junto a ella. Al finalizar la canción, tomó contacto con el público, agradeciéndoles su presencia y hasta estuvo bromeando con algunos de ellos. Abandonando el escenario, sus bailarines entraron en escena, jugando con las luces y las sombras bailando tras dos cubiletes, sendos ocupados por dos parejas hombre y mujer, para deleite de todos los espectadores.
Volviendo a pisar el escenario, con otro cambio de vestuario, nos pidió que regresáramos al pasado con ella, que estaba prohibido no saltar, prohibido no bailar, entre otros, pero en conclusión, que lo diésemos todo y que fuéramos felices y empezó a cantar el tema “Usted”, que hizo agitar a todos los presentes, sobre todo, en la parte “Me chupo el dedo” todo ello acompañado por la gran puesta escena de los bailarines. Después, nos pidió que regresáramos aún más para atrás en el tiempo, cuando con el disco “Palabra de Mujer”, debajo del brazo, salió de México para empezar su carrera en España y como dijo ella “Quien me diría a mí, todo lo que conllevaría”.
Empezó a interpretar el tema “Entender el Amor” y seguidamente “Desátame” causando furor, con todo el público agitado, pegando saltos y dejándose la voz. Mónica, no paraba en el escenario y se ponía a tocarles el pelo a sus guitarristas y se produjo un momento “lésbico” junto a su bailarina, las dos abrazadas, boca con boca, mirándose sin rozar los labios, finalizó la canción y las luces se apagaron.
Por consiguiente, la artista estuvo contando que llevaba raíces andaluzas en sus venas, aunque cantaba mal flamenco pero que la canción “Kambalaya” tenía esa esencia y se puso a cantarla y hasta incluso se animó a dar unos pasos de bailes flamencos, con mucho “arte”.

Otra vez interactuando con el público, les pidió que rezaran con ella y por la risa que conllevó esto, Mónica se puso a interpretar su profundo tema “Empiezo a Recordarte” en acapella, para entrar en contacto, produciendo que sus fans se emocionasen y luego interpretó su otro tema melancólico “Rezando en Soledad”. A petición del público y en solemne silencio, también en acapella cantó “Ahora, ahora”, su dulce voz nos hizo soñar y posteriormente, interpretó “Amor y Lujo” retomando el papel de “Madame Noir” y de nuevo abandonó el escenario.
Entro en escena una acróbata que con un aro que colgaba del techo, entretenía a todos los asistentes. Y otra vez, apareció una Mónica Naranjo con otro vestuario, un look muy rockero, traje negro con cadenas en el cinturón, interpretando los temas, “Sobreviviré”, “Make Your Rock” y como broche final, “Pantera en Libertad” como ella misma nos confesó un tema que le recuerda tantas cosas, que hay que ser libres y felices, todo ello conteniendo las lágrimas. Al finalizar, nos hizo creer a todos que había concluido el concierto… pero todo era mentira.
Regresó, con un nuevo vestuario, con una toalla encima de sus hombros pidiendo que una chica que había entre el público, le entregase el sujetador que tenía en la mano y ella a cambio le daba la toalla y así fue. La cantante terminó su espectáculo con la canción “Solo Se Vive Una Vez” single promocional de su reciente disco “4.0” que contiene todas las canciones que interpretaría en esta gira.
Tras finalizar, agradeció a todos sus músicos, bailarines, equipo de sonido, equipo de iluminación y a todos los asistentes por estar ahí y nos recordó “Viva la vida y viva la música”. Tras esto, ella junto a todo su equipo se cogieron de las manos y haciendo reverencias se despidieron del escenario





Síguenos en TWITER @webmninfo  y | FACEBOOK

0 comentarios: