viernes, 5 de septiembre de 2014

Mónica Naranjo. "Sobrevivir 22 años en el mundo de la música es todo un reto" by La Verdad




Texto cortesía/extraído de La Verdad | Texto: Rosa Martínez | Foto: @alvaroeabad 

La artista repasa este sábado en Murcia sus grandes éxitos musicales con gira '4.0'

Murcia. "Llegar al ecuador de la vida - recuerda Mónica Naranjo (Gerona, 1974) - es siempre motivo de felicidad", y ella se ha planteado en los 40 para trazar esa línea fronteriza desde la que tomar un nuevo impulso. Cuarenta años de vida y 22 en el mundo de la música que la cantante celebra sobre los escenarios con su gira '4.0', a la que se sube, como siempre, el personaje, la diva, la artista. Abajo se queda una mujer divertida, maniática del orden y con las ideas muy claras: "Lo más importante es cuidar la cabeza; si está en paz, el resto del organismo funciona". Y ahora, dice, su cabeza "está perfecta". La artista actúa el sábado en el Cuartel de Artillería de Murcia con Ruth Lorenzo como artista invitada - interpretarán juntas 'Pantera en libertad' -. "Quiero que la gente disfrute y se lo pase bien", adelanta Mónica Naranjo de un espectáculo en el que repasa los mejores éxitos de su carrera.

-¿Se había imaginado celebrar los 40 de esta forma?
- La verdad es que no, pero hacía falta. Sobrevivir 22 años en el mundo de la música y, estando bien, es todo un reto. Había que celebrarlo.

- ¿Lo toma como un punto de inflexión?
- Bueno, ¿sabes qué pasa? Estaba trabajando en una ópera desde hacía cinco años y medio (la ópera rock 'Lubna', que será su próximo trabajo), y justamente cuando ya estábamos acabando, un compañero, Chris Gordon (uno de los productores de su disco 'Tarántula' y la gira '4.0'), me recordó que este año iba a cumplir 40. Me comentó que era un buen momento para hacer una pausa, recoger las canciones que, para bien o para mal, han marcado mi vida, y adecuarlas al tiempo actual, porque con todo lo que hemos aprendido durante estos años podíamos hacer algo muy chulo. Así que le dije: "Venga vamos". Creamos este 4.0, en el que no ha habido límites y sí mucho amor y mucha experimentación en el estudio.

- ¿Y qué tal ha resultado?
- Para mí es un regalo, porque nos hemos dado cuenta de que ya llegamos a cuatro generaciones. De repente me encuentro en un teatro o en un anfiteatro con personas de 60 años, con otras de 40 años, con niñas que no llegan a los 20 y con pequeñitos que acompañan a los padres porque los fans son ellos y no los padres. Es una sensación curiosa.

- ¿Qué intenta en sus conciertos?
- Crear un vínculo invencible de buen rollo, de felicidad y, sobre todo, de luz; que haya luz al final del camino, que es lo importante. Queremos que pasen cosas bonitas y eso es lo que intentamos hacer.

- En televisión, ¿a qué Mónica Naranjo vemos, a la mujer o al personaje?
- No, no. Sería ridículo llevar el personaje a un programa televisivo. Ahí, gracias a Dios, me puedo mostrar realmente como soy, y puedo disfrutar de todo lo que sucede. Cuando una persona se retrae y no deja entrever lo que verdaderamente es... es complicado. La televisión me divierte, me fascina, porque no tengo la sensación de responsabilidad, pero en el escenario no puedo salir del guión, por eso lo sufro tanto.

- ¿Con qué actitud llegas a los 40?
- Con la mejor, porque, fíjese, llego sabiendo bastante de cómo funciona todo en el terreno emocional, que es lo importante; y sabiendo que, en la vida, si no tienes equilibrio en la cabeza, las cosas no funcionan, no sirven. A mí cuidar la línea me importa un churro, porque no es importante. Para mí lo importante en la vida es cuidar mi cabeza,y si mi cabeza está bien, el resto de mi organismo estará en paz y funcionará bien.

- Y ahora, ¿cómo está?
- Ahora está perfecta.

- ¿Qué ha sido lo mejor de estos 40 años?
- Hubo un momento en mi vida profesional en el que noté que lo que estaba haciendo no tenía sentido. No hacía nada más que trabajar, no vivía, no sabía vivir la vida, estaba sola; quería crear una familia y no la tenía... estaba un poco harta. Tenía mucho por hacer y paré; estuve siete años exiliada. Lo mejor de mi vida lo he vivido durante esos años de ausencia.

- Volvió, ¿le faltaba la música?
- No. No me faltaba. Volví porque tienes cosas que decir, tienes cosas que compartir, energía que focalizar... pero no porque extrañara los escenarios. No los extrañé en ningún momento. Estaba tan a gusto criando a mi hijo, rodeada de mis afectos, de las cosas más sencillas de la vida, que al final son las que más nos duelen, que no tenía ganas de sufrir otra vez las consecuencias de la música. Cuando decidí volver, lo primero que hice fue equilibrar mis cinco sentidos, y me dije: "De aquí no vamos a salir, porque si lo hacemos nos caemos", y ése ha sido el camino. No he querido cometer los mismos errores.

- ¿Es una mujer de manías?
- En el orden sí, soy extremadamente ordenada.

- ¿Y qué le pone de los nervios?
- El desorden (ríe). Si llego a casa de alguna amiga y me encuentro el salón desordenado, me levanto y me pongo a ordenarlo.

- Le relaja la cocina, ¿Por qué un libro de recetas? [A finales de 2013 publicó 'Come y Calla' con recomendaciones culinarias y anécdotas]
- ¿Y por qué no?. La gente tiene la idea equívoca de que los artistas solo sabemos cantar y sabemos hacer muchas cosas más. Para mí la cocina es una válvula de escape tremenda para poder alejar los demonios. Cuando estoy trabajando en el estudio y siento que no voy a ninguna parte, subo y me pongo a cocinar lo que sea; al día siguiente me siento nueva. Era algo que tenía pendiente.

- En Murcia actuará junto a Ruth Lorenzo, ¿le apetece?
- Mucho. Es una mujer encantadora; cuando le comentamos la posibilidad de cantar juntas, no lo dudó.

- ¿Sigue pensando que la canción que defendió en Eurovisión no era la mejor opción?
- Sí, es algo de lo que hemos hablado largo y tendido, y, fíjese, ahora está preparando un discazo con el que la gente se va a quedar muerta.

- ¿Qué valora de ella?
- Tenemos mucho en común, muchísimo. Es una mujer que ha andado un largo camino hasta llegar donde está. Es una mujer y una superviviente; toda su vida la focaliza en su música, por eso es un animal escénico.

- ¿Tiene un plato para recomendar?
- Menos la carne cruda, me gusta comer de todo. Y me gusta mucho el contraste; dulce y salado. Un pollo con cerveza y ciruelas me encanta.

EL CONCIERTO
Dónde. Cuartel de Artillería de Murcia
Cuándo. El sábado, a las 22.00 horas. Entrada: 30 euros.

Más info del concierto.



Síguenos en TWITER @webmninfo  y | FACEBOOK

0 comentarios: