viernes, 5 de junio de 2015

Mónica Naranjo: "No trabajaría en exclusiva para una discográfica" By El Mundo (Edición Mallorca)




Texto cortesía El Mundo Mallorca | Marco Torío | Foto: David Arnal

Mónica Naranjo vendió un millón de ejemplares de un sólo disco, se alejó de la música y el ruido de las grandes discográficas, ha triunfado en la televisión y ahora cierra una gira en la que repasa los temas de dos décadas de carrera. La última parada será mañana, a partir de las 22:45 horas, en la plaza Ramón Llull de Manacor. Además, remata Lubna (puro como la leche), un álbum de estudio con formato entre lo musical y lo literario y mimbres de ópera rock.

Pregunta.- Da la sensación de que está en un punto de su vida y carrera en el que se puede permitir todo. En la música, ¿hace, como pare, lo que le apetece?.

Respuesta.- Llevo 22 años haciendo música y, llegaba a la madurez personal y profesional, es necesario como creativa seguir evolucionando y explorando desde la libertad.

P.- ¿Le ha permitido el dinero de la televisión mantener artísticamente esa posición de libertad?.
R.- Afortunadamente en el pasado hice las cosas lo suficientemente bien para hoy poder disfrutar de cada paso que doy sin sufrir ahogos de ningún tipo.

P.- ¿Volvería a trabajar para una de las grandes discográficas?.
R.- En exclusiva, no, pero con los años hemos establecido un sistema de trabajo beneficioso y satisfactorio para ambas partes.

P.- ¿Cuál era su reto en Lubna?¿Qué quería conseguir?
R.- Lubna nunca ha sido un reto, es una prolongación natural de mi estado interno y profesional. Después de dos copas de vino, Pepe Herrero, Oscar Tarruella y yo decidimos emprender esta aventura que nos ha llevado casi seis años de intenso y fructífero trabajo en el que hemos podido trabajar con grandes músicos de nuestro país y grandes voces líricas que, sin duda, ha colmado de amor y generosidad este proyecto.

P.- ¿Qué papel juega la literatura?
R.- En nuestro caso ha sido primordial partir del cuento para poder construir. Sin él la obra cojea. Es un cuento sin pretensiones donde el autor ha logrado crear en su narrativa la manera más directa de llegar a todos los públicos.

P.- ¿De qué forma envejecen sus canciones conforme madura su carrera?¿Sigue sintiendo suyos éxitos que surgieron de un tiempo en el que su carrera no era tan personal como ahora?
R.- La manera de sentirnos próximos es también renovándolos y no dejar que envejezcan. Son mi pasado, pero también mi futuro.

P.- ¿En qué se siente pura como la leche?
R.- Aquí me has pillado [risas]. Después de todo lo que he vivido, en la maternidad. Pero a mis ojos, Lubna sí lo es. Ella representad todo aquello que nos gustaría que existiera.

P.- Los fans le han reclamado que represente a España en Eurovisión. ¿Lo haría?¿Qué cree que falló en la propuesta de Edurne?.
R.- [risas] Siempre que me hacen esta pregunta me da la risa. No, no lo haría. Grandes artistas de este país han participado en los últimos años en ese festival y siempre ha sido injusto el resultado. Y qué decir de este año... Edurne estuvo espectacular y mira ¡una vergüenza!.

P.- ¿La ha dejado Lubna tan exhausta o satisfecha para,  contrario de lo que suele ocurrirle, no tener idea de cuál es el próximo reto que quiere afrontar?.
R.- En los últimos años he aprendido a dosificarme y solo centrarme en el hoy y en el ahora, si no la energía se disipa. ¡Dios dirá!.




Síguenos en TWITER @webmninfo  y | FACEBOOK

0 comentarios: