sábado, 2 de abril de 2016

ENTREVISTA A MÓNICA NARANJO EN 'CVB REVISTA': “HABER PASADO FATIGAS ENDURECE EL CARÁCTER”




Texto cortesía/extraído de CVB Revista | Texto: Arancha Moreno | Foto: David Arnal 

Camaleónica, con una voz soprano muy poderosa y una imagen de mujer fuerte y segura: así conocimos a Mónica Naranjo en los 90. Los años han calmado los intensos cambios de look y su voz ha ido por otros derroteros lejanos al pop, pero continúa siendo una mujer con carisma. En los últimos tiempos ha compaginado sus apariciones en televisión con un libro de recetas, varias giras y un ambicioso proyecto: una ópera rock llamada Lubna, que acaba de ver la luz tras ocho largos años de trabajo.

Tiene una de las voces más carismáticas del pop español. Con semejante torrente de voz, ¿por qué eligió el pop como medio de expresión?
Hace veintidós años encontré en el pop una herramienta directa a las inquietudes de entonces, con los años he ido alternándolo con distintos géneros melódicos y alternativos. Mi formación es clásica y después de la gira Adagio entendí que para seguir aprendiendo y evolucionando debía seguir mi camino entre orquestas sinfónicas.
Su nuevo disco, Lubna, es una ópera rock inspirada en una novela que aún no ha visto la luz. ¿Cómo surgió el proyecto?
Fue a raíz de la lectura de un borrador de una novela que pertenecía a un amigo muy querido. El mundo que leí sobre esas páginas conectó conmigo. Me enamoré de Lubna perdidamente y decidí musicalizar la obra junto a mí compañero Pepe Herrero, quien también quedó atrapado por su hechizo.
Hay un guiño muy flamenco en uno de los temas nuevos, Boomerang. ¿Le atrae ese género?
Mi romance con el flamenco me viene de cuna, ¡pero desgraciadamente no sé cantarlo! La familia Heredia me ha enseñado mucho acerca de él, a interiorizarlo más allá del cante y sus letras. Es como estar a la derecha del Padre. Cuando escucho cantar a Marina o Jaime en cuando siento que Dios existe. Ambos están tocados por él.
Ha trabajado la friolera de siete años en este proyecto. ¿Cómo ha sido el proceso?
En los últimos años no he parado de trabajar: cinco giras, mi trabajo casi permanente en la televisión, mi libro de recetas Come y calla, la publicación del recopilatorio 4.0... todo esto sin perder de vista a Lubna. Han sido años muy duros, pero de no ser así no hubiera podido financiar una obra como esta. He tenido la suerte de que la Orquesta Sinfónica de Elche y los coros Crevillentinos colaboraron por amor al arte, porque si no todavía estaría el álbum en el estudio.
El disco arranca con ese ambiente celestial de Lasciatemi qui, que como Eleo e nato, están muy próximos a la banda sonora. ¿Le interesa ese género?
De momento no pienso en nada más que no sea en esta obra a la que le he dedicado casi ocho años de mi vida. Hace muchos años que no me recreo en el futuro, mi ser y mi mente solo viven el presente.
Está acostumbrada a llevar su voz al límite. ¿Hay algún tono al que no llegue Mónica Naranjo?
¡Claro que sí! Conozco mis límites.
Siempre ha tenido una imagen tan potente como su voz, y muy camaleónica. ¿Cada cambio de imagen ha ido asociado a un momento de su vida?
Mis cambios de look han sido para arropar proyectos, aunque tengo que admitir que me he vuelto más tranquila en ese aspecto y más segura de lo que hago y proyecto.
Transmite la imagen de una mujer fuerte. ¿Qué le ha forjado el carácter?
En la vida de muchas personas, haber pasado fatigas endurece el carácter y fortalece nuestro foro interno.
Con más de veinticinco años de carrera, ha tenido auténticos éxitos. Lo fue su segundo disco, Palabra de mujer, con ocho singles, entre ellos Desátame o Empiezo a recordarte. ¿Cómo recuerda esa etapa?
Desgraciadamente no recuerdo mucho, porque no tuve tiempo para reflexionar sobre todo lo que me iba ocurriendo. A nadie de los que tuve a mi alrededor le convenía que parara, pensara y observara. Era mejor tenerme sin parar.
Haciendo balance, desde la profundidad que dan la distancia y el paso de los años, ¿cómo valora su trayectoria profesional?
Ha sido muy dura, y lo sigue siendo por muchos motivos. A veces me pregunto si debo seguir nadando contra corriente.
Ha viajado por muchos rincones del mundo cantando. ¿Qué ciudad le ha impresionado de manera especial y por qué?
Una vida nómada como la mía no es sinónimo de conocer a fondo cada lugar que visito. Desgraciadamente conozco muy bien los aeropuertos y algunos hoteles, pero sí tengo una parada muy especial: siempre que voy a mi México subo a la Basílica de la Virgen de Guadalupe. Allí arriba me quedo horas contemplando la vida.
Ha pasado más de dos décadas entregada a la música, desde las primeras giras nacionales que hizo allá por 1992. ¿Por qué escogió entregarse a esta profesión?
Dedique muchos años a la música años atrás, de hecho, mi carrera fue la prioridad de mi vida, pero con la llegada de mi hijo todo paso a un tercer lugar. Ahí es donde sigue estando todo lo referente a mi trabajo, pues el tesoro más grande que tengo es mi familia.

DIRECCIONES FAVORITAS

PALAU DE LA MÚSICA
C/ Palau de la Música, 4-6,
Barcelona
Tel/ 93 295 72 00
http://www.palaumusica.cat/es
YAMADORI
Carrer d'Aribau, 68, Barcelona
Tel / 93 453 92 64
http://www.yamashitagroup.com/
MAIA
Plaça Palmera 9, Figueres, Girona
Tel / 972 53 91 14
http://www.maiafigueres.com/
DONG FANG
Carrer de Balmes 6, Barcelona
Tel/ 93 301 25 87





Síguenos en TWITER @webmninfo  y | FACEBOOK

0 comentarios: